Hablan las Ciudades

Todo Lo Que Necesitas Sobre Viajes







No visites Londres como un novato
Europa

No visites Londres Como Un Novato

Optimiza tu tiempo y dinero visitando Londres

Londres es uno de los destinos más populares del planeta desde hace décadas.

Y, pese a su fama, los visitantes novatos prosiguen cayendo en exactamente los mismos fallos al llegar a la urbe.

La mayor parte de estos desaciertos son inofensivos, mas pueden contribuir a encarecer innecesariamente tu viaje o bien a no aprovechar al límite esos ansiados días de reposo.

Londres
Londres

Con lo que tu primera experiencia en la capital inglesa podría verse perjudicada.

Por este motivo, hemos compendiado ciertas confusiones más habituales sobre esta enorme metrópoli.

Como aspectos que debes eludir cuando planees tu primer viaje a Londres y detalles que te invitamos a tener en consideración solamente tocar suelo londinense.

Con nuestras recomendaciones, aguardamos que goces considerablemente más de tu visita.

No sacarle todo el partido al transporte público en Londres

Viajar va a ser considerablemente más simple con la tarjeta Oyster.

La red de transporte público de la ciudad de Londres te deja seleccionar entre múltiples medios de transporte: su mítico metro, los tradicionales buses colorados, navíos, tranvías y trenes.

Hay tanto donde elegir que aun puede llegar a imponer al comienzo.

En ocasiones, es preciso invertir algo de tiempo para hallar la mejor forma de usar determinados servicios.

Mas tu esmero merecerá la pena, singularmente cuando descubras que puedes cruzar la urbe de una forma parcialmente fácil y cómoda.

Para comenzar a optimar tus desplazamientos por Londres, adquiere una tarjeta Oyster.

Que se hace cargo de procesar de forma automática los pagos de todas y cada una de las opciones de transporte.

Merced a este sistema, puedes decirle adiós a hacer colas en frente de las máquinas automáticas y a tener que solicitar cambio para adquirir los billetes.

Haz Click Aquí Para Ver:  Lucerna Conoce La Ciudad Cultural De Suiza

Disminuir al mínimo las distancias dentro de Londres

Recuerda meter calzado cómodo en la maleta.

Londres es una urbe grande.

Esta aseveración puede resultarte obvia, mas aún hay bastante gente que subestima lo enorme que puede ser el centro de la ciudad de Londres, por extraño que parezca.

Es muy frecuente meditar que es inútil perder unos pocos minutos de recorrido bajo tierra para las pocas paradas que hay entre la catedral de San Pablo y el Big Ben.

¿Por qué razón no ir andando y gozar de las vistas? Fallo.

Ese breve recorrido de metro te ahorra una travesía de más de 3 kilómetros.

O bien lo que es exactamente lo mismo, un camino de entre treinta y cuarenta minutos que puede hacer flojear tus fuerzas.

Lo mejor es que reserves tus energías para visitar los muchos museos de la urbe o bien para conocer otros puntos de interés.

Llegar al hotel en taxi desde el aeropuerto de Londres

Es mejor decantarse por el Heathrow Exprés.

Imagina: terminas de aterrizar en la ciudad de Londres, estás agotado tras el viaje y solo te apetece llegar al hotel para refrescarte o bien aun para tumbarte un rato.

De ahí que, puede resultar muy tentador escoger el mítico taxi negro londinense al salir del aeropuerto para llegar hasta el alojamiento.

Lo que ciertos no saben es que los aeropuertos de la ciudad de Londres están bastante lejos del centro.

Puesto que se hallan a las afueras de la urbe, con lo que ese viaje tan «práctico» en taxi puede llegar a valer cerca de doscientos GBP.

Haz Click Aquí Para Ver:  Estambul, evita los líos y disfruta la ciudad

Existen mil y una experiencias más interesantes donde invertir ese dinero que pasarte una hora hablando con un simpático taxista.

Una buena opción alternativa es coger el tren Heathrow Exprés hasta la estación de Paddington.

El recorrido solo dura quince minutos y, desde allá, el recorrido en taxi va a ser considerablemente más accesible.

Infravalorar el tiempo londinense

Prepárate para cualquier cambio de tiempo.

Cuando charlamos de la climatología de la ciudad de Londres.

Lo más frecuente es meditar que llovizna continuamente y que los días son grises.

Por esta razón, poquísimos viajantes van bien listos para enfrentarse al intenso frío que puede llegar a hacer en invierno.

O bien a las elevadas temperaturas que se pueden lograr en verano.

Deja de preocuparte, ni deberás vestirte como un esquimal ni deberás echar mano del bañador.

Mas bien consiste en ir bien preparado con independencia de la temporada del año en la que tengas previsto visitar la urbe.

Lo más conveniente es que incluyas prendas de diferente tipo para ponerte una capa más si refresca o bien quitártela si pasas calor.

Eso sí, no te olvides de llevar ropa impermeable: bien sabes que cuando el río suena…

Alojarse en la zona seis para gastar menos dinero

Alojarte a las afueras no es homónimo de mayor ahorro.

Si tu presupuesto para viajar a Londres es bastante ajustado.

Posiblemente te desaliente revisar que no hay demasiados hoteles asequibles que te dejen llegar andando a los primordiales puntos de interés de la urbe.

Sin mencionar que lugares para comer, no habrá cerca.

Por esta razón, es muy simple caer en la tentación de reservar un alojamiento en los aledaños de la urbe.

Haz Click Aquí Para Ver:  Moscú Rusia Una Maravilla de Lugar

Al final, terminarás dándote cuenta de que gastas más dinero en desplazamientos.

De lo que ahorras por alojarte en un hotel más económico.

Y lo más importante: dedicarás considerablemente más tiempo en los recorridos.

Y eso sí que es una pérdida que no nos podemos permitir de viaje.

Calcular mal el tamaño de los museos

Programa bien el tiempo que tienes previsto dedicarles.

Londres concentra ciertos museos más esenciales del planeta, tanto en calidad como en tamaño.

Concretamente, el British Museum tiene una gran compilación de piezas viejas que suman unos 8 millones de objetos.

Muchos turistas invierten demasiado tiempo recorriendo sus primeras galerías.

Pues se detienen a leer toda la información libre y observan todas las piezas con sumo detenimiento.

Unas horas después, se percatan de que ya han dedicado medio día al museo o bien de que están agotados.

Mas aún tienen múltiples galerías pendientes.

Y lo peor: que hay otros tantos museos que no desean perderse.

Por fortuna, la mayor parte de los museos más esenciales de la urbe son gratis.

Con lo que puedes dejarte el lujo de dedicar más de un día a recorrerlos con calma.

¿TE GUSTÓ? ¡AYÚDANOS A LLEGAR A MÁS PERSONAS COMPARTIÉNDOLO EN LAS REDES SOCIALES!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Ciudades y Viajes!




Comentarios de Hoy

Loading Facebook Comments ...

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.